¡Lo más vendido!


Testimonios


  • Mis felicidades
    Muchas gracias por los regalos que me llegaron con el pedido. Todo a tiempo y perfectoUn saludo

    Carlos
    27 June 2015
  • Muy buena tienda
    He quedado muy contento con el envío, además de los detalles que me habeis mandado. Ha llegado rápido. Trabajan con muy buenos suples y me aconsejaron muy bien antes de hacer el pedido.

    Chema
    27 June 2015

La avena y el dolor de estómago


La avena y el dolor de estómago
La avena que proviene del pasto no está asociada al trigo o a la enfermedad celiaca, y no tiene gluten. Sin embargo, a pesar de que no contiene trigo, causa problemas digestivos en algunas personas.
Si la avena te causa dolor de estómago, es posible que tengas alergia o intolerancia a la avena. Algunas avenas se procesan en equipos en los que también se procesa el trigo, por lo que puede causar una reacción alérgica en caso de que seas alérgico al trigo. Habla con tu médico para que te evalúe y realice los estudios pertinentes para diagnosticar tu enfermedad.
También podría ser posible que seas alérgico a las proteínas de la avena. A pesar de que la avena no es causa común de alergia a los alimentos, se puede desarrollar una alergia a cualquier sustancia que introduzcas en tu cuerpo.
Si eres alérgico a la avena, necesitas que te diagnostiquen para evitar mayores problemas. Una reacción alérgica a la avena puede causar síntomas leves o graves, como urticaria, erupciones en la piel, dolor de estómago, retorcijones, diarrea, nauseas, congestión nasal, asma y respiración sibilante.
A pesar de que las proteínas de la avena no son dañinas, tu sistema inmune las confunde e identifica como peligrosas y las ataca, lo que causa la mayoría de los síntomas de las alergias.
Los dolores de estómago son un síntoma común de intolerancia a algún alimento. La intolerancia a los alimentos no es igual a la alergia, ya que es el resultado de la incapacidad de digerir las proteínas de la avena. La intolerancia a los alimentos ocurre cuando tu intestino delgado no tiene la enzima apropiada para destruir las proteínas y absorberlas al cuerpo. Las proteínas no digeridas causan irritación e inflamación en todo el tracto digestivo, lo que causa retorcijones, diarrea y dolores de estómago. El único tratamiento para la intolerancia a la avena es no consumirla.

Comentarios (0)

No hay comentarios

PayPal